El Estado ya no es un violador de derechos huamnos, asegura AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que el Estado ya no es el violador de los derechos humanos, y agradeció el apoyo de soldados y marinos que han aceptado el desafío de garantizar la seguridad pública con el uso regulado de la fuerza.

Al ofrecer un mensaje con motivo del Primer Año de Gobierno, López Obrador externó que la lealtad de las fuerzas armadas no está en tela de juicio y no está en duda, “ccomo pueblo uniformado participan de lleno en la transformación de la Patria”.

La principal tarea del gobierno es desterrar la corrupción política: AMLO

Afirmó que se ha dado una disminución de la incidencia delictiva, “el principal desafío, pero esto seguro que lo vamos a hacer con el apoyo del pueblo y con el trabajo del gobierno”.

Asilo a Evo Morales
Puntualizó que el gobierno de México ofrece cooperación a todos los países del mundo, en especial a América Latina y el Caribe, es por eso, dijo, se brindó asilo político a Evo Morales, ex presidente de Bolivia.

“Evo no solo es nuestro hermano, Evo fue víctima de un golpe de Estado y desde México para el mundo, sostenemos: democracia si, militarismo no”.

El Primer Mandatario habló sobre la integración de México, Estados Unidos y Canadá es una realidad insoslayable y recordó que el Ejecutivo federal busca que la relación con el vecino del norte se desarrolle con apego mutuo y la solución negociada a problemas comunes, los cuales son los fenómenos migratorios y las expresiones de la delincuencia transnacional.

Subrayó que su gobierno defiende a los mexicanos a los Estados Unidos con respeto a la soberanía de ese país, con la red de consulados que funcionan como defensorías para evitar violaciones de derechos humanos.

Obrador reiteró la condena por el crimen de odio que se efectuó en Texas y demandó castigo al atacante.

Afirmó que le agradece a Donald Trump, presidente de EU, por su solidaridad en la crisis de Culiacán y en el crimen efectuado contra miembros de la familia LeBarón, “fue respetuoso y ofreció la ayuda y respeto el derecho soberano para decidir con independencia”.

“No aceptamos ningún tipo de intervención, somos un país libre y soberano”.

Foto Huizar. El SOL