El MIRON

Por Casimiro Betetas
En otra parte del estado y no muy lejos de la capital michoacana, David García García, de Copándaro y Baltazar Gaona Sánchez de Tarímbaro, dos personajes muy controversiales, pero ambos se caracterizan por su arrogancia y ansias de poder.
Su principal objetivo es mantener el control, de sus gobernados a como dé lugar, sin importar los medios con tal de lograr sus propósitos políticos y económicos.
Recientemente, más de 500 habitantes del municipio de Copándaro arremetieron contra el alcalde David García García, por la ola de inseguridad que vive el municipio y por presuntos “moches” que recibió de empresarios que participaron en la pasada Feria del Carnaval.
Nos comentaron que en el salón de usos múltiples del municipio, los habitantes de Copándaro recriminaron al edil el pasado sábado que en los últimos tres meses bandas de abigeos se han robado alrededor de 100 caballos y reses, los cuales los han sacado de los corrales de distintas comunidades, sin que haya reacción de las autoridades para frenar estos ilícitos.
Los inconformes, principalmente pobladores dedicados a la ganadería y agricultura, exigen al edil dar a conocer las políticas públicas de su administración para evaluar los resultados, al considerar que no existe obra pública ni programas específicos en materia de seguridad y del campo.
Los ganaderos y agricultores que son los principales afectados de la región, advirtieron al alcalde que el pueblo está cansado de la prepotencia y arrogancia de las autoridades y ser víctimas de la delincuencia y que el pueblo podría levantarse en su contra en caso de no que trabaje en coordinación con los integrantes del Cabildo, en clara alusión a la falta de comunicación con el cuerpo de regidores.
Ante estos cuestionamientos, el edil intentó salirse del lugar pero fue obligado casi por la fuerza por sus gobernados a regresar y a sentarse para que escuchara los reclamos de la gente enardecida exigía poner fin a la inseguridad.
La reunión fue subiendo de tono; “No queremos dañar a Copándaro haciendo un desmadres, alinéate con los regidores y pobladores, Copándaro no es tu empresa, Copándaro es de la población en general, trabaja en conjunto con los regidores, no te metas en problemas con el pueblo”, le dijo uno de los habitantes.
Además, los pobladores exigieron al edil que aclare los recursos que ingresaron durante la Feria del Carnaval, pues es acusado por el comité que administra la plaza de toros de favorecer a comerciantes foráneos que cobraron preciso altos por la venta de comida y bebidas.
También los inconformes le manifestaron que para las próximas festividades no se dejara entrar a comerciantes de fuera, “aquí hay taqueros, no dejemos entrar cabrones que nos vengan a robar”, que el ingreso se quede en Copándaro y que toda la gente de aquí pongan sus puestos y que sea gratuito”.
Así las cosas pues, y al alcalde de Copándaro se le apareció el “Chamuco”.
Ahí nos miramos luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *