Hijo del diputado Ángel Alanís fue detenido por agredir a jóvenes de Derecho.

Agresión y violencia es lo que describe al joven Ángel Alanís, hijo del diputado federal, Ángel Alanís II.

Morelia, Michoacán.- Como se sabe, la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana realiza año con año elecciones de Consejeros Universitarios, actividad democrática, pero algunos alumnos no lo logran entender; tal es el caso, de Ángel Alanís, actual candidato al Consejo.

Estudiantes de la Facultad denunciaron agresiones, o mejor conocido, “como grupo de choque”, a un grupo de jóvenes provenientes de otros municipios. Ante esta situación, las autoridades procedieron y detuvieron a cuatro personas, entre las que iba Ángel Alanís, el hijo del diputado federal Ángel Alanís II. No obstante de la situación, decide contender en las actuales elecciones, manipulando a gente que ataqué a grupos contrarios con su afán de obtener “el poder en la Facultad”.

“Siempre, todas las elecciones Ángel a pertenecido a grupos de agresión durante la votación de la Facultad. Me tocó ver como golpeaban a estudiantes de otras extensiones para que no fueran a emitir su voto, y todo mundo sabe que la asociación a la que pertenece, son caracterizados por eso”, aseguró alumna de la Facultad de Derecho.

Es así como la asociación IUN (Iniciativa Universitaria Nicolaita) es referida en la Facultad de Derecho, sin embargo los alumnos se encuentran molestos ante esta situación, porque como cada año la irregularidades son invisibles para algunos; puesto, que a pesar que el año pasado las autoridades los dejaron en libertad en la Facultad los jóvenes quedaron decepcionados, y al ahora verlo como candidato se sienten peor.

“Como es posible que personas que agredan y que son detenidas puedan ser candidatos al Consejo de mi Escuela, se me hace sorprendente. Si lo que queremos es mejorar la clase política desde la Facultad, con personas así no llegaremos a ningún lado”, comunicó estudiante de 4to año.

Las agresiones causadas por los jóvenes, fue a una estudiante del anexo de Lázaro Cárdenas, a quien patearon a los pies, y a otro estudiante de Morelia lo agredieron con una botella de vidrio a la cara causándoles lesiones como un derrame en el ojo y le rompieron un diente.

Lamentablemente, “por las famosas palancas” parece como si no hubieran hecho nada. El hecho de que sea hijo de un Diputado Federal, lo abstiene de cualquier violación. Si se quieren cambiar las cosas sobre la percepción de la Facultad de Derecho, se debe comenzar eligiendo a buenos candidatos.

Deja un comentario